10 Recomendaciones para arquitectos en crisis

Actualmente hay en España más de 60.000 arquitectos, y es una evidencia que no hay trabajo para todos, lo cual hace que sea una de las profesiones con más paro en nuestro país. Predominan las situaciones de precariedad laboral, desánimo generalizado, resignación y el desencanto después de largos años de formación y exigencia académica.

El futuro no es halagüeño, no existen indicios de un horizonte esperanzador. El exceso de competencia ha dejado a los arquitectos en condición de mileuristas y las numerosas Escuelas de Arquitectura españolas seguirán titulando a nuevos arquitectos en un futuro inmediato que tendrán que enfrentarse a este panorama desolador.

En las Escuelas de Arquitectura se nos enseña a desarrollar nuestro trabajo con eficacia, pero para tener empleo, ser competitivos y ganar dinero con nuestra profesión, tenemos que gestionar nuestra carrera profesional, y eso, a la mayoría de los arquitectos nadie nos lo enseña. No hay otra opción, tenemos que aprender nuevas habilidades.

Hay que convertirse en personas proactivas, ese tipo de arquitectos es el que defino de la siguiente manera en mi libro Coaching para Arquitectos: “…existen personas que crean realidades, deciden tomar decisiones y asumir responsabilidades. Ellas piensan, que vivir reaccionando ante las circunstancias, aburridas y agotadas, no tiene sentido. Deambular sin sentido, apagar incendios y mantener una actitud de queja permanente sin hacer nada por cambiar, no va con ellos”.

¿Qué podemos hacer? ¿Qué opciones tenemos? Responder a estas preguntas te puede dar la respuesta que andas buscando.

Francisco Alcaide en su libro Aprendiendo de los mejores, en su capítulo dedicado a Henry Ford comenta: “La mayoría de las personas, al no ver resultados inmediatos, se da por vencida. No es que fracase, sino simplemente que ha dejado de intentarlo…El 90% del éxito consiste en seguir intentándolo. A fuerza de buscar senderos, de tocar puertas y de hacerse preguntas se acaba encontrando el camino…El éxito es siempre una cuestión de perseverancia”

Así que cambia tus pensamientos negativos, adopta creencias poderosas, empieza a creer en ti, llena tu mochila con toda la energía y recursos que puedas y conviértete en tu mejor versión.

Aquí tienes 10 recomendaciones para empezar el camino, eso si, ten presente que lo importante no es llegar a la meta sino disfrutar del camino:

  1. Conviértete en un experto. Desarrolla maestría en una materia específica, conócela, aprende todo lo que puedas. Hazte un experto en lo que elijas y comunica tus conocimientos a través de diversos canales (blog, redes sociales, charlas, seminarios, talleres, artículos, etc…). De esta forma empezaras a posicionarte en tu sector y puedes empezar a construir tu marca personal alrededor de lo que te gusta y haces muy bien, te situaras muy por encima de la media. Consecuencias: Tus servicios dejaran de ser percibidos como comodities y podrás cobrar más por ellos.
  1. Planifica tu tiempo. El tiempo es tu bien más escaso, no lo pierdas en cosas que no te aporten. Establece objetivos semanales ambiciosos y lucha por ellos, oriéntate hacia logros específicos, y no solo pienses en metas relacionadas con la arquitectura, sino también con tus relaciones, las personas con las que interactúas, tu salud y bienestar general y las que cosas que te motivan. Cómprate una agenda o diario y empieza ya. Lo expresó maravillosamente José Luis Sampedro: “El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida”
  1. Búscate un mentor. Hay un proverbio que dice: “Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Llegaran momentos de desánimo, en los que te encuentres problemas, pierdas el rumbo y no sepas que hacer. Es el momento de buscar apoyos, selecciona a alguien que sea un referente al que solicitar consejo, un coach o un arquitecto reconocido que te inspire. Pídele ayuda, pregúntale, pídele referencias de gente que a su vez te pueda orientar, cuéntale tus necesidades y descubre tus verdaderos deseos.
  1. Lee un libro al mes. Lee sobre un tema en particular, analízalo, estúdialo, contacta con el autor y pregúntale todo lo que se te ocurra. En un año habrás leído 12 libros sobre ese tema y en tres años tendrás una gran fuente de información con los 36 mejores libros que hayas seleccionado. Esas lecturas y lo que aprenderás de ellas marcarán la diferencia. Compleméntalo con asistencia a cursos, congresos, eventos y ferias relacionados con el sector.
  1. Búscate un propósito o misión personal. Descubre cual es la razón última por la que has decidido hacer algo, conviértelo en tu mantra. Ya lo dijo Nietzsche: “Quien tiene un porque para vivir siempre encontrara el cómo” Tú también encontraras tu cómo, inicia el camino, empieza a tomar decisiones y poco a poco se te abrirán oportunidades con ni siquiera antes hubieras imaginado.
  1. Escribe tus metas para los próximos 12 meses. Haz la lista de los doce retos que quieres conseguir. No hace falta que esperes a Nochevieja, lo puedes hacer de septiembre de este año a septiembre del año que viene. Piensa en 12 objetivos y piensa en cómo te habrá cambiado la vida cuando los consigas. Dos consejos: primero, se ambicioso y segundo, comprométete al cien por cien con tus metas.
  1. Incorpora a tu red de contactos a una persona relevante por semana. 52 semanas; 52 personas. Te conviertes en la media de las personas con las que pasas más tiempo, ni que decir tiene que a las personas toxicas debes mantenerlas a distancia, no pierdas tiempo con ellas. Aprende de las personas que te inspiran y sacan lo mejor de ti. Pasa tiempo con ellas, queda para comer, tomar café o pasear. Haz networking, crea relaciones y cuídalas.
  1. Haz una propuesta de mejora en varios ámbitos de tu vida. Por ejemplo: desarrollo personal, salud y ejercicio físico, amigos y relaciones sociales, contribución a los demás, profesión, familia, ocio, etc… Tomate tiempo y tranquilidad para pensarlo porque de aquí pueden salir los retos de apartado 6. Específicamente haz una lista de las características, cualidades y habilidades que te gustaría desarrollar en cada uno de esos ámbitos.
  1. Investiga sobre un edificio o monumento de tu entorno. Aprende todo lo que puedas sobre él, su historia, sus características, etc. Pregunta a los expertos que dominan el tema, habla con ellos, conócelos, lee todo lo que puedas, descubre lo que nadie sabe y escribe un artículo sobre el mismo. Añade varios monumentos más y conviértete en un perfecto guía cultural. Planea itinerarios arquitectónicos y monumentales. Disfruta del patrimonio arquitectónico de tu ciudad y explícaselo a cuanta más gente puedas para que lo comprendan y aprecien.
  1. Se agradecido. Haz la lista de todas las cosas que tienes en la vida por las que te sientes agradecido, conviértelo en un hábito, que sea lo primero que hagas al despertarte, apuntalo en un diario. No te quejes ni alimentes las quejas en tu entorno. Mira hacia atrás y valora lo que has conseguido en la vida, te dará el impulso para lograr nuevas metas.

 

Decide que experiencias quieres tener en la vida, lucha por ello, se tenaz y disciplinado. Está en tu mano. ¡Buena suerte!

ACERCA DEL AUTOR, EMILIO SÁNCHEZ LOZANO


Emilio Sánchez es el autor de este blog, donde comparte estrategias, tácticas y herramientas para ayudar a arquitectos y profesionales técnicos a transformar su negocio y planificar una estrategia profesional que les permita sentirse orgullosos de lo que hacen para así poder vivir acorde con su pasión, habilidades y valores. Si estás pensando en mejorar y transformar tu negocio apúntate a mi Fórmula Diseña Tu Éxito 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *