Análisis DAFO arquitectos

El análisis DAFO del arquitecto

Si eres arquitecto y trabajas por cuenta propia debes tener consciencia de la situación en la que te encuentras: tienes un negocio y eres un emprendedor. Por tanto debes utilizar herramientas de gestión empresarial, una de las más útiles es el Análisis DAFO. La matriz DAFO es un análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, y es uno de los instrumentos más utilizados en la gestión de empresas. Para ser percibido por los demás como tú quieres y ocupar un lugar destacado en la mente de tus clientes, debes trabajar principalmente en tus fortalezas. Estas serán las que te permitirán desarrollar una potente imagen de marca. Bruce Lee decía: “Yo no temo al hombre que ha lanzado 10.000 patadas diferentes, yo temo al hombre que ha lanzado una patada 10.000 veces”.

Tras el análisis DAFO puedes diseñar las estrategias que te permitan:

  • Explotar eficazmente las Fortalezas y las Oportunidades.
  • Afrontar eficazmente (disminuir, neutralizar o superar) las Debilidades y Amenazas.

Vamos a analizarlas:

Debilidades

Son todas aquellas limitaciones, impedimentos y carencias que tienes y que te impiden obtener mejores resultados en tu actividad. Son tus puntos débiles, es importante ser sincero, describirlos y anotarlos específicamente para tomar medidas correctoras y plantear medidas que llevarás a un plan de acción. Para identificarlas puedes valerte de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tienes ahora mismo en tu trabajo que no te gustaría tener?
  • ¿Qué te impide conseguir lo que quieres?
  • ¿Qué te impide avanzar hacia tus objetivos?
  • ¿Qué pensamientos o barreras internas te impiden triunfar en tu trabajo?
  • ¿Qué actividad consume tu energía y vitalidad?

Amenazas

Las amenazas son hechos o situaciones que pueden convertirse en obstáculos para alcanzar tus propósitos, en este caso también hay que tomar medidas para minimizarlas o neutralizarlas. En el caso de los arquitectos, existen algunas amenazas a nivel colectivo, como pueden ser el recorte de atribuciones, el incremento de la competencia por precio, la entrada de otros profesionales como sustitutivos del arquitecto o la probable desaparición de los colegios profesionales. Tus propias amenazas puedes identificarlas respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué panorama profesional crees que existirá en 3 o 5 años?
  • ¿Puedes competir con garantías en ese escenario? ¿Por qué?
  • ¿A qué puedes temer en el futuro?
  • ¿Qué pueden demandar tus posibles clientes a partir de ahora?

Fortalezas

Son todos aquellos recursos, talentos, experiencias, capacidades, red de contactos, bienes materiales y humanos, etc., que te van pueden ayudar a conseguir tus objetivos. De igual forma, es fundamental clarificarlos y anotarlos para apoyarnos en ellos, ya que de la buena gestión y mejora de tus fortalezas podrás construir tu posicionamiento como experto. Algunas preguntas que te van a permitir identificarlos:

  • ¿Por qué deberían contratarme a mí y no a otro?
  • ¿Por qué cosas te suele felicitar la gente?
  • ¿Por qué tipo de conocimientos que posees te suelen consultar?
  • ¿Si tuvieras que publicar un libro? ¿De qué trataría?
  • ¿Cuál es la parte de tu trabajo que más te gusta?

Oportunidades

Siempre se ha dicho que tiempo de crisis es tiempo de oportunidades. En el caso del arquitecto, estas oportunidades estarán disponibles cuando empieces a pensar de forma creativa. Salir de la rutina, modificar los procesos que siempre se han hecho igual y empezar a pensar en la forma de ofrecer valor a tus clientes. Actualmente existen más oportunidades que nunca, desarrollar nuevos modelos de negocios, enfocarse en nuevos mercados, utilizar las herramientas de marketing digital, diseñar una estrategia de productos y servicios, internet y el mundo de las aplicaciones informáticas, trabajo con equipos multidisciplinares,  etc…

Algunas preguntas para inspirarte:

  • ¿Qué no tengo actualmente en mi trabajo que me gustaría tener?
  • Si volviera a empezar de nuevo ¿Qué cosas haría? ¿Cómo sería mi estudio?
  • ¿Qué tendría que pasar para cobrar el doble por mi trabajo?
  • ¿Qué problemas puedo solucionar a mis clientes?
  • ¿Qué es lo que se está haciendo mal en mi sector?
  • ¿Qué demanda la gente?

Del análisis DAFO podemos sacar las siguientes conclusiones:

  1. ¿Qué acciones vas a llevar a cabo para minimizar tus debilidades?
  2. ¿Qué acciones vas a realizar apoyándote en tus fortalezas?
  3. ¿Cómo vas a contrarrestar tus debilidades ante posibles amenazas?
  4. ¿Cómo puedes convertir las debilidades en fortalezas y las amenazas en oportunidades, mediante la superación o solución de las mismas?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *