7 claves para superar el miedo a vender de una vez por todas

Miedo a vender.

Esas son las palabras que más se repiten en las mentes de todos y cada uno de mis alumnos y de las personas que han trabajado conmigo hasta ahora.

Ese miedo es el que más nos paraliza a la hora de tomar acción.

Bueno, de tomar acción y en el momento en que debemos decidir algo crucial en nuestras vidas.

Yo también tengo una relación especial con este miedo, pero de eso te voy a hablar un poco más adelante.

La buena noticia es que este miedo se supera, si sabes cómo hacerlo.

Así que prepárate para superar la barrera del miedo a vender teniendo en cuenta las 7 claves que te voy a contar en el post de hoy.

Coge aire y vamos a por ello.

Mi relación especial con el miedo a vender

Para hacerte entender que tú puedes con todo lo que te propongas, te voy a contar mi historia.

Bueno, voy a resumirte rápidamente cómo veía yo la venta antes de llevar a cabo mi proceso de desarrollo personal.

Porque, sí, yo también pasé por esa fase en la que el miedo a vender era el protagonista de mi vida.

Es más, era malísimo vendiendo y odiaba tener que vender algo, fuera lo que fuera.

Cuando era pequeño, temía ese momento en que te decían en el colegio: Emilio, aquí tienes las papeletas de navidad para que las vendas entre familia, amigos, vecinos, etc.

Ese instante se me ha quedado en la retina para siempre y era un suplicio para mí año tras año.

Después de mi transformación, he conseguido superar mis barreras, entre ellas este pánico tan común entre emprendedores, autónomos y PYMES.

Ahora he comprendido y pasado por encima creencias que me limitaban como: que la venta es mala; el miedo a que rechazaran mis propuestas de ventas; o la parálisis a la hora de llevar a cabo esta acción.

Porque una cosa está clara: si tenemos un negocio, tenemos que vender.

Y, es necesario que salgamos de este bucle, porque, para sacar adelante nuestros negocios, debemos hacer acciones de venta cada día.

Ante todo quiero que te quedes con dos ideas iniciales:

  1. Tener miedo es totalmente normal y humano. Así que no te fustigues ni te frustres.
  2. Si yo he podido, tú también puedes.

Hazte estas preguntas y empezarás a superar tu miedo a vender

Hoy no me voy a andar con muchos rodeos porque, como quiero que superes este temor lo antes posible, me gustaría predicar con el ejemplo y no enredarme en muchas explicaciones.

Hoy quiero ser práctico para que tú también lo seas.

Hay tres preguntas fundamentales que pueden ayudarte a acabar con esta barrera:

  • ¿Qué es lo peor que me puede pasar si no tomo acción hoy?
  • ¿Qué es lo peor que me puede pasar si tomo acción?
  • ¿Qué es lo mejor que me puede pasar si sí tomo acción?

Te aconsejo que te hagas estas preguntas a ti mismo, reflexiones sobre ello y, si fuera necesario para aclarar tus ideas mejor, las escribas en un papel.

Aunque no lo creas, responder a estas preguntas ya te están llevando a plantarle cara al miedo a vender porque estás racionalizando las respuestas.

7 claves para superar el miedo a vender (por fin)

Venga, sigo siendo directo. ¡Vamos a terminar con ese temor de una vez por todas!

#1 Asume el miedo a que te digan “NO”

Esto es fundamental.

A la hora de, por ejemplo, enviar presupuestos a los posibles clientes, se suele acabar con una sensación derrotista cuando acumulamos más noes que síes.

Es totalmente natural, nadie consigue todos sus objetivos a la primera.

Es común que, además, sintamos esos noes como un rechazo casi personal.

Lo mejor es que asumas que no todos los clientes van a aceptar tu venta sin más y que, cuando no lo hacen, no es nada personal.

No es a ti concretamente a quien dicen NO, es al producto o servicio que ofreces.

Aprende de los noes para mejorar cada día.

#2 Tatúate en la mente que vender no es malo

Vender no es malo ni el dinero es algo sucio.

Ten presente que cada euro que consigues es con el sudor de tu frente, nadie te está regalando nada.

Al mismo tiempo, si has diseñado un producto o servicio por y para tu cliente, dando valor a lo que ofreces y estás solucionando el problema principal de este; no estás haciendo nada malo.

Simplemente estás ayudando a tu cliente a dar una solución a ese problema o a cubrir una verdadera necesidad.

Así que vender es bueno para ti y para tu cliente.

#3 Confía en ti mismo siempre

A veces, el miedo a vender tiene ver con que tengas una enorme falta de confianza en ti mismo.

Si no confías en ti, tampoco lo harás en tu producto y, como consecuencia de todo ello, tu cliente tampoco confiará en ti como solución a sus problemas.

Trabaja la autoconfianza, para transmitir que tu producto es lo mejor que hay en el mercado, no porque tú lo digas sino porque es una realidad.

Olvídate también del típico “miedo al qué dirán“.

Lánzate y escucha a tus clientes con atención.

Agárrate a las críticas constructivas porque son esas las que te llevarán hacia una evolución constante.

Deja de lado las críticas gratuitas porque no te aportan nada ni a ti ni a tu negocio.

#4 Evita parecer desesperado por vender

Esto es muy habitual.

Sé que necesitas vender y ganar dinero.

Eso está claro, ninguno estamos aquí por amor al arte aunque nos encantaría poder hacerlo.

Pero, si tu cliente ve que lo único que te interesa de él es que te compre, va a salir corriendo.

Imagina que te envío un primer email y te digo:

“Hola, acabo de escribir un libro y quiero que me lo compres”. 

¿Me comprarías el libro?

Estoy seguro de que no.

Quizá este ejemplo te parezca un poco exagerado, pero en realidad esa desesperación se huele a la legua.

Mantén una conversación tranquila y sosegada con tu cliente, escúchalo, ayúdalo, aporta valor a tu producto y servicio, y lo conseguirás.

En definitiva, haz que confíe en ti, pero de corazón.

#5 Pon el foco en el resultado que quieres conseguir

Céntrate.

Muchas veces te he comentado que es muy importante tener claro por qué decidiste emprender o construir tu negocio.

Nunca te olvides de él porque es el que te va a centrar en el camino cada vez que te desvíes.

Mantener el foco constantemente no solo te aliviará y rebajará tu miedo a la venta, sino que, además, alcanzarás el éxito más rápidamente.

#6 Conoce a tu público y véndele solo a tus verdaderos clientes potenciales

Para centrar mejor tus ventas, no le vendas a todo el mundo.

Es muy importante que conozcas a tu público en profundidad.

Delimita bien a lo que llamamos en el marketing y la venta ” el avatar”.

Cuáles son sus gustos, cómo vive, cuáles son los problemas a los que se enfrenta a diario, cuáles son sus sueños, dónde vive, sexo, edad…

La razón primordial de llevar a cabo esta pequeña investigación, es que te ayudará a definir mejor tu producto o servicio de cara a tu cliente.

Los noes serán menores, tu confianza en ti mismo crecerá y te verás capaz de generar ventas.

Conclusión: perderás el miedo a vender.

#7 Encuentra tu tono de voz y desarrolla un mensaje alineado a tus valores y tu negocio

Conectar con tu cliente es muy importante, casi crucial en el mundo del marketing y la venta.

Para no sonar como tu competencia y desmarcarte de ella, tienes que ser capaz de encontrar tu tono de voz de marca y, a partir de ahí, desarrollar un mensaje alineado a tus valores y a los de tu negocio.

En este caso, tendrás que conocerte a la perfección porque el autoconocimiento es la clave para superar con éxito esta séptima clave.

Ahora sí, venga.

Te animo, desde el otro lado de la pantalla, a que te plantes, mires al miedo a vender a los ojos y te enfrentes a él con todas tus fuerzas.

Si te encuentras con alguna dificultad o te surgen dudas, no olvides que estoy aquí para ayudarte.

Déjame tus comentarios o, si lo prefieres, contacta conmigo y hablamos todo lo que necesites. 🙂

Deja un comentario