Por qué y cómo utilizar la estrategia para potenciar tu marca personal

La estrategia es fundamental para potenciar tu marca personal. 

Siempre que hablo de esto, recuerdo los juegos infantiles en los que teníamos que planear cómo hundir la flota del contrincante o cómo sacábamos el máximo partido a ella en juegos como el Risk. 

Da igual del área que hablemos, la estrategia es imprescindible para que todo vaya en la línea que necesitamos para llegar a nuestra meta con éxito. 

En mundo del personal branding no es diferente.

Actualmente, todavía hay demasiadas personas que no son conscientes de la importancia de definir una estrategia para potenciar su marca personal y tampoco saben cómo hacerlo de la forma adecuada.

Sin estrategia, no llegarás muy lejos. 

Por eso, hoy en el blog te doy las razones por las que deberías empezar a planificar tu estrategia y algunos consejos para hacerlo como un profesional del marketing digital, sin serlo.

¡Vamos!

Ya te he explicado en otro post qué es la marca personal y cuál es su esencia, así que dejémonos de rodeos y vamos directamente al grano.

Razones imperiosas por las que utilizar la estrategia para potenciar tu marca personal

Siempre te comento que, al empezar a emprender ya sea dentro del mundo digital o fuera de él, debes tener claro tu porqué. 

Es lo que te va a mantener con fuerzas y te va a impedir que abandones cuando empieces a enfrentarte a los obstáculos a los que, seguro, vas a tener que plantar cara. 

Esto que te cuento, aunque creas que no tiene ningún sentido, es muy importante. 

Al igual que tu porqué será tu fortaleza, lo mismo ocurre con la estrategia. 

Tener claras las razones por las que utilizar la estrategia para potenciar tu marca personal, te ayudará a darte cuenta de la verdadera importancia de ella y, a partir de ahí, podrás definirla.

Hace algunos días, compartí contigo un post en el que te conté en profundidad cuáles son las razones imperiosas por las que potenciar tu marca personal desde hoy. 

Pero… 

Aquí te dejo un resumen cortito para que te hagas una idea. 

#1 Pasarás por delante a tu competencia

Obviamente al marcar una estrategia adaptada a tu propia marca, te diferenciarás de los demás dentro del sector en el que te mueves. 

Además, al dejar de lado la improvisación, te resultará más sencillo adaptarte a los imprevistos sin dejar de lado tu verdadera esencia, esa que te hace único y especial.

#2 Se te verá desde lejos

Uno de los mayores problemas al emprender es conseguir que tus clientes te vean. 

La competencia es tan amplia en todos los sectores que, cada vez, es más difícil llegar a ellos.

Trabajando tu marca personal con esfuerzo y estrategia, alcanzarás esa visibilidad que tanto anhelas y necesitas ampliando así las posibilidades de escalar tu negocio.

#3 Ser más consciente de lo que eres como persona y profesional

Al desarrollar tu personal branding como un verdadero profesional, conseguirás conocerte mejor a todos los niveles. 

Al tener claros los valores y principios que te definen y cómo los harás visibles para que tus clientes te conozcan y conecten contigo, te mostrarás como el experto que eres, y marcarás correctamente los objetivos y metas que te llevarán directo a tu sueño.

#4 Serás un referente y tendrás un mensaje coherente

Esto ya te lo he adelantado en el punto anterior, pero es así.

A través de tu blog, podcasts, redes sociales, etc., lanzarás un mensaje coherente, alineado con tus valores y los que tienes en común con tus clientes potenciales.

Además, generarás confianza en tu cliente y te verá como la verdadera solución a los problemas que le quitan el sueño.

Consejos para usar la estrategia para potenciar tu marca personal

Para empezar con buen pie en esto de marcar correctamente tu estrategia para potenciar tu marca personal, tienes que iniciar un camino de autoconocimiento. 

Si no te conoces a ti mismo, te va a resultar imposible tener clara la esencia que te hace único, tus valores de marca y principios.

Además y si ya llevas tiempo intentando fortalecer tu personal branding, tendrás que saber qué se dice ya de ti en Internet o redes sociales.

Búscate en Google y descubre qué opinan de ti para fortalecer el trabajo ya hecho. 

Después de tener esto claro, no tengas miedo y comparte con tu comunidad tu historia.

Es la mejor forma de conectar, de que tus clientes potenciales se sientan identificados contigo y de mostrarte cercano de cara a todos ellos.

Las emociones, sueños y deseos comunes estrecharán el vínculo entre vosotros

Después del autoconocimiento y ser consciente de tu proyecto

Prepárate para marcar tus objetivos y metas en base a lo que realmente buscas y no pierdas el foco en ningún momento. 

Recuerda siempre tu porqué y nunca olvides que tu objetivo principal es ayudar a tu cliente a solucionar su problema a través de eso que solo tú sabes hacer. 

Conoce a tu audiencia, pero hazlo a fondo. 

Tienes que ser capaz de conocerla en profundidad: edad, lugar de residencia, poder adquisitivo, cómo es su día a día, a qué obstáculos se enfrenta, qué le quita el sueño, cuál es su máximo objetivo, etc.

Ayúdate de los datos que se pueden extraer de Google Analytics, en el caso de tu blog, o de las propias estadísticas que puedes ver directamente en tus redes sociales; te facilitarán esta tarea.

Piensa, después, en esa forma única en que podrás solventar sus necesidades. 

Da coherencia y adapta el mensaje que transmitirás a las redes sociales u otros medios de comunicación. 

Comparte contenido de valor constantemente y haz ver a tu audiencia que eres un experto en tu sector, capaz de ayudar durante todo el proceso de compra.

Por último, no generalices. Personaliza tu mensaje y habla solo a tu cliente ideal y no a todo el mundo. Si hablas en general, no conseguirás resonar con nadie, mientras que si lo centras solo en tu audiencia, será más sencillo conectar. 

Conclusión

Para terminar, piensa en que desarrollar una buena estrategia para potenciar tu marca personal ya no es una opción

Prácticamente estás obligado a hacerlo porque es muy probable que tu competencia ya esté trabajando su personal branding y te esté adelantando dentro de tu sector.

Pierde los miedos y ponte manos a la obra, eres capaz de brillar por ti mismo y tienes muchísimo que aportar. 😉

Evita esto si quieres potenciar tu marca personal al máximo

Después de tantos años trabajando en el área del marketing personal, me he dado cuenta de que hay algunos errores que se suelen repetir a nivel general.

Vamos, que un gran número de personas que se inician en esto de definir la estrategia para potenciar tu marca personal, suelen fallar en los mismos puntos.

Toma nota y evita hacer todo esto que te comento a continuación, ¡avanzarás más rápido en tu camino!

Imitar a los demás 

Si no eres tú mismo y transmites tu esencia, te será muy complicado diferenciarte de los demás.

Si tu inseguridad te lleva a seguir los pasos de la competencia, tu cliente nunca sabrá por qué debería adquirir tu producto/servicio y no otro. 

Medir te evita la ruina

Si no mides los resultados que vas obteniendo, no podrás corregir los errores que estés cometiendo y mejorar. 

Monitorizar y tener en cuenta todos los datos que vayas extrayendo para definir tu estrategia es vital.

Improvisar y carecer de una estrategia de contenidos

Como te comentaba antes, improvisar es la antítesis de la estrategia. 

Así que, si es contraria a ella, perderás la oportunidad de beneficiarte de todos los puntos que te comenté en el apartado de las “razones imperiosas por las que marcar tu estrategia para potenciar tu marca personal”. 🙂 

Olvidar comunicarte con tu comunidad 

Si quieres conectar, tienes que relacionarte con los demás. 

Ve a eventos, contesta a los comentarios y emails que te envíen tus posibles clientes y tenlos presentes siempre. 

Para poder vender tus productos/servicios necesitarás generar confianza en tus clientes, mantener estos lazos te ayudará a hacerla más fuerte.

Escoger mal los canales de transmisión de tu mensaje

No es necesario estar por todas partes. 

Uno de los errores más comunes, sobre todo si hablamos de redes sociales, es pensar que estar en todas las redes sociales del Universo te llevará a tener más visibilidad y más ventas. 

Pero la realidad es otra. 

Deberías estar presente solo en aquellos canales en los que se encuentre tu cliente ideal, adaptar tu mensaje a cada red y conectar con tu audiencia. 

Más vale tener unas buenas redes sociales atendidas, que estar en todas sin ningún tipo de actividad. 

No ponerte en el lugar de tu cliente

Empatía

Esa es una de las palabras más importantes para marcar una buena estrategia en marca personal. 

Solo poniéndote en el lugar de tu cliente, conseguirás comprender cómo se siente, cuál es su gran problema, qué necesita y cómo ofrecerle la solución que busca. 

Escucha a tu cliente y vencerás. 

No actualizarte continuamente

No formarse es otro de los errores garrafales que he observado desde hace años. 

Pensamos que, una vez hechos los cursos o haber terminado la formación que escogimos en su día, ya tenemos suficiente para emprender.

Pero, lo cierto es que es muy importante que sigas actualizándote y formándote para adaparte más fácilmente a la evolución del mercado. 

Para que te hagas una idea, yo sigo formándome sin parar porque mi objetivo es ofrecer a mis alumnos y clientes todo lo que necesitan y no quiero que los cambios del mercado me atropellen. 

¿Has marcado ya tu estrategia para potenciar tu marca personal? 

Si tienes dudas o no sabes por dónde empezar, puedes contactarme y te ayudo en lo que necesites. 

También puedes dejarme tus comentarios por aquí abajo y te leo como siempre. 

Deja un comentario