Cómo establecer tus objetivos y alcanzar las metas que te propongas

Muchas personas me escriben o, en formaciones presenciales, me preguntan por qué no son capaces de cumplir sus metas y objetivos

Al hablar con ellos y darles consejos para conseguir aquello que anhelan, me he dado cuenta de que todos cometen más o menos los mismos errores. 

Así que en este post voy a compartir contigo los mismos consejos que les doy a ellos para que, de ser necesario, recurras a este artículo todas las veces que lo necesites. 

Prepárate porque, a partir de hoy, vas a poder establecer tus objetivos y alcanzar las metas que te propongas para llegar hasta donde tú quieras. 🙂

¡Vamos!

Dando pasos firmes en tu estrategia: qué es un objetivo y qué una meta

Para empezar con buen pie y, como te digo en este título, vayas dando pasos firmes en tu estrategia, lo primero es saber diferenciar entre objetivo y meta

Aunque te parezca algo básico, no creas que lo es tanto. 

La mayoría de las veces en esta confusión se encuentra el error de base porque, si no se distingue entre una cosa y otra, plantearás tus objetivos y metas de manera incorrecta. 

Por eso, voy a empezar por definir ambos conceptos muy rápida y fácilmente para que no vuelvas a liarte con ellos al plantearte tu estrategia.  

Definición y tipos de objetivos

El objetivo es la acción concreta que te va a permitir conseguir aquello que deseas. 

Son imprescindibles para desarrollar una buena estrategia, sea de negocios o personal. 

Cuando te líes, piensa siempre en una maratón, el corredor y, obviamente, la meta. 

Los objetivos los vas consiguiendo paso a paso y la meta es aquello que anhelas. 

Para conseguir una medalla, por ejemplo, tienes que correr “x” kilómetros y, después de todo, llegarás a la meta. 

Conseguir los 5 primeros kilómetros es tu primer objetivo. Pasar del los 5 a los 10, el siguiente y así consecutivamente hasta que cumples con los 42 kilómetros que necesitas para llegar a la meta. 

Este paso a paso es el que debes plantearte a la hora de diseñar tu estrategia: pensar en cada objetivo para llegar a la meta

Estos son los tipos de objetivos que debes tener presente

Fundamentalmente, existen dos tipos de objetivos: 

  • Generales. Es el objetivo genérico de un proyecto, por ejemplo, adelgazar de aquí al verano. 
  • Específicos. Nacen de los objetivos generales para concretar los pasos que debes plantearte para cumplir los primeros y llegar a tu meta, por ejemplo, correr 20 minutos al día o mantener una dieta durante 3 meses o ambos. 

Además, estos objetivos deben ser SMART

Es posible que, si te has preguntado en alguna ocasión por qué no cumples tus objetivos y metas, este concepto te suene, pero ¿sabes qué es realmente? 

SMART tiene un significado doble. 

Primero, es una palabra inglesa que significa “inteligente”. 

Segundo, esta palabra desglosada te marca cómo deben ser tus objetivos. 

Así, la “S” proviene del inglés, “specific”. Es decir, deben ser específicos. 

La “M” viene de “measurable”, por lo que tu objetivo también ha de ser medible. 

La “A” proviene de “achievable”, o sea, ha de ser alcanzable. 

La “R” viene de “realistic” en inglés y, en castellano, es realista. 

Y, por último, la “T” proviene de “time-bound”, que en castellano significa “tiempo limitado”.

Resumiendo, tus objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y has de conseguirlos en un tiempo concreto y limitado. 

Espero que con estas pinceladas todo te haya quedado más claro. 

Ahora es el turno de las metas. 😉 

Definición y tipos de metas

Son los deseos que quieres cumplir en el futuro, es decir, a largo plazo. 

Es el resultado final que consigues cuando has cumplido la planificación o estrategia en la que has basado tus objetivos. 

Para que quede un poquito más claro, cuando pensamos en una meta no visualizamos una idea demasiado concreta, sino algo abstracto que no se cumple en el futuro cercano. 

Es como la señal que nos indica hacia dónde queremos llegar.  

Los objetivos específicos son los que van a ayudarte a alcanzar la meta que tienes en mente. 

Recuerda lo que te he comentado antes sobre la maratón. 

¿Hay distintos tipos de metas? 

La respuesta es sí. 

Podemos diferenciarlas dependiendo del tiempo en que deseamos conseguirlas: 

  • A corto plazo: quieres conseguirlo en un breve espacio de tiempo. Es el ejemplo del corredor de la maratón, al que tantas veces estoy haciendo alusión. 
  • A medio plazo: se consiguen en un tiempo un poco más largo que la anterior, pero su consecución no es demasiado lejana en el tiempo. Por ejemplo, conseguir un título universitario. 
  • A largo plazo: esta meta se consigue en un futuro mucho más lejano que las anteriores. Por ejemplo, ser uno de los expertos más prestigiosos de tu sector porque, para conseguirlo, tendrás que forjarte una carrera profesional de éxito, conseguir posicionarte como uno de los mejores, etc.

¿Cuál es la diferencia entre objetivos y metas? 

Espero que ahora te sea más fácil diferenciar entre metas y objetivos puedas planificar correctamente y desde cero tu estrategia profesional o profesional. 

Normalmente, se confunden uno y otro término porque, en realidad, están íntimamente relacionados. 

Resumiendo: 

  • Objetivos: son los pasos que debemos dar para conseguir nuestra meta. Deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas en un tiempo concreto y limitado.
  • Metas: es el punto final al que queremos llegar en el futuro. Es una idea más abstracta que iremos haciendo más visible según vayamos cumpliendo nuestros objetivos. 

Así debes establecer tus objetivos para alcanzar tus metas paso a paso

Llegados a este punto, estoy seguro de que si me tuvieras delante me dirías: “Genial, Emilio, pero ¿cómo hago para establecer mis objetivos y alcanzar mis metas paso a paso?”.

Tranquilo, que te lo voy a contar todo a continuación.

Primer paso: definir las metas

Como ocurre con los objetivos, no es posible cumplir metas si estas no son realistas y alcanzables. 

Para plantearlas bien debes ser sincero contigo mismo y conocerte muy bien. 

Conociendo tus fortalezas y debilidades te será mucho más sencillo y más real establecer tus metas y objetivos. 

Piensa en cómo te gustaría verte a largo plazo, por ejemplo entorno a 5-10 años, y piensa qué es lo que quieres conseguir hoy y mantener el resto de tu vida. 

Segundo paso: divide y vencerás

¿Qué quiero decir con esto? 

Para tener más éxito al plantearte nuevas metas y objetivos, lo mejor es que dividas tu vida en varias áreas: finanzas, familia, trabajo, amor, salud… 

Pregúntate qué te gustaría conseguir en cada área y cómo te gustaría llegar a ello en un periodo máximo de 5 años

Es la mejor forma de convertir lo abstracto en algo más concreto y de focalizar cada meta, cada objetivo de cada área más fácilmente.

Por ejemplo: si te planteas estar en buena forma, tendrás que comer de manera más saludable, hacer deporte media hora al día, beber dos litros de agua al día, no vas a fumar… 

Tercer paso: define el paso a paso para llegar a tu meta

Una vez tienes claro lo que quieres ser y/o tener dentro de unos años, te toca determinar tus objetivos. 

Cumpliendo las características que te comentaba antes, ahora hay que plantearse cómo ir avanzando hacia la meta y qué necesitas, a corto plazo, para ir superando obstáculos. 

Es muy importante que para cada uno de ellos te pongas una fecha límite

La mayoría de las personas fallan en sus objetivos por el simple hecho de no ponerse una fecha tope para cada uno de ellos. 

Ponerte un plazo te permite establecer un compromiso contigo mismo y no alargar el camino hasta el infinito. 

Te aconsejo que dejes tus objetivos escritos, los retendrás mejor, fortalecerás ese compromiso y te sentirás más responsable de ellos.

Cuarto paso: da pasos firmes hacia la meta

Para pisar con firmeza el camino que te llevará a la meta que deseas, es primordial plantearte tu por qué

Al avanzar de manera firme y decidida hacia aquello que te hará realmente feliz, tendrás momentos en las que sentirás que todo va sobre ruedas y otros en los que tropezarás con muchas piedras por el camino. 

Cuando te encuentres en esta última situación es importante recordar por qué has llegado hasta ahí. 

Tu por qué de dará fuerzas y te recordará, en cada dificultad, que merece la pena tanta lucha. 

Quinto paso: revisión y adaptación

Hemos dicho que nos planteamos una meta a largo plazo, unos 5 años, y unos objetivos a medio y corto plazo para llegar a ella. 

Al ir avanzando hacia nuestra meta, y según vayamos acercándonos a nuestro sueño, la vida y las circunstancias nos van a obligar a revisar, adaptar y redefinir nuestros pasos cada cierto tiempo

Deberás preguntarte si vas por buen camino, si puedes avanzar más rápido dando menos pasos o, si por el contrario, necesitas dar un pequeño rodeo para llegar a la meta soñada.

Últimos consejos a tener en cuenta para cumplir tus objetivos

Voy a darte ya los últimos consejos para establecer tus objetivos y alcanzar las metas que te propongas. 

Toma nota mentalmente o con lápiz y papel. 

  • Aprende a priorizar. 

La mayoría de las personas pierden el foco de sus objetivos porque no saben priorizar sus objetivos. Cuando no lo hacen, los imprevistos terminan comiéndose a los objetivos importantes y acaban haciendo de todo menos lo que se habían planteado. 

Así que planifica bien y establece las prioridades correctas. Con esto y tus fechas límite será difícil que fracases. 

  • Mídelo todo. 

La mejor manera de ser conscientes al cien por cien de que estamos cumpliendo con lo que nos hemos propuesto, es demostrando ese cumplimiento con datos objetivos. 

Ya te he comentado que tus objetivos deben ser medibles, era una de sus características. 

Por ello, será fácil medir los resultados que vamos consiguiendo. 

  • Hilado al reajuste y adaptación de tu meta según vayas avanzando, revisa tus objetivos cada 3 meses. 

Comprueba que has cumplido con todo lo que te he habías planteado. Si lo has hecho, enhorabuena, puedes pasar a los siguientes objetivos. 

Si no lo has hecho, plantéate por qué no has podido conseguirlo y reajusta los pasos andados para seguir avanzando firmemente. 

Estos y no otros son los mismos pasos que he dado yo para llegar hasta donde estoy ahora mismo. 

Espero haberte despejado todas las dudas, pero si no ha sido así… No dudes en contactarme y te ayudo en todo lo que necesites. 

¿Cuáles son los pasos más difíciles para ti a la hora de establecer tus objetivos y conseguir tus metas

3 comentarios en “Cómo establecer tus objetivos y alcanzar las metas que te propongas”

  1. Muchísimas gracias Emilio,

    La verdad es un gusto inmenso haberte encontrado y que todas mis circunstancias actuales me permitan empezar a seguir esta guía que me ofreces para tener mi marca personal y lograr mi sueño que es convertirme en Coach certificado y empezar a dar cursos lo antes posible para ayudar a todas las personas que pueda.
    Por el momento, tengo mucho trabajo que realizar para llegar a mi meta.
    Sin embargo, voy contigo, eres mi referente y me siento muy confiada y agradecida.
    Espero que te encuentres muy bien y recibe un gran saludo desde Veracruz, México

    Responder
    • Hola Laura, gracias por tu comentario. Espero, y estoy seguro, que pronto conseguirás tu sueño de ser Coach certificada, es muy gratificante y todo un cumplido el que me haces con tus palabras, estaremos en contacto y espero poder ayudarte en todo lo que esté en mi mano. Cuenta conmigo para ello. Un fuerte abrazo, con cariño desde España!!

      Responder

Deja un comentario